Noticia

¿Estás a dieta? ¡Come huevos!

¿Estás a dieta? ¡Come huevos!


2018-01-23

Después de las celebraciones navideñas, seguro que muchos de vosotros os habéis marcado como propósito para el nuevo año hacer dieta y deporte para perder los kilos de más ganados. Tenemos dos buenos argumentos para que introduzcas el huevo en tu nueva dieta sin remordimientos.

Todos sabemos que el huevo es uno de los alimentos más completos que existen. El rey de nuestras cocinas se caracteriza por su alto valor nutritivo, proporcionando a nuestro organismo un cóctel completo y saludable de proteínas, carbohidratos, grasas, fibra alimentaria, vitaminas y aminoácidos esenciales... Y con sólo 70 calorías!! Por algo nos encanta llamarlo el “alimento redondo”, y no nos cansaremos de repetirlo.

Pero ¿sabías que también puede ser nuestro aliado si queremos seguir una dieta de adelgazamiento? Principalmente, por dos motivos: por su efecto saciant, que nos ayuda a no picar entre horas si lo tomamos en el desayuno, y porque ayuda a absorber los nutrientes de las verduras frescas, convirtiéndolo en un excelente complemento de nuestras ensaladas, a la vez que aporta color y sabor. ¡Comer sano no tiene por qué ser aburrido! Como siempre, por supuesto, dentro de una dieta equilibrada y una vida activa y saludable.

Efecto saciante

Nuestros abuelos decían “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo” y ¡cuánta razón tenían! Que el desayuno es uno de los platos principales del día es una obviedad, pero todavía muchas personas salen de casa con un simple café. Este hábito tan extendido es un gran error, porque al llegar la hora del almuerzo el organismo tendrá la necesidad de ingerir más cantidad de grasas para sentirse saciado, además de otros efectos metabólicos que pueden contribuir al aumento de peso.

Por eso, definitivamente, disfrutar de un buen desayuno es un hábito muy sano que contribuye a perder peso. Un estudio del International Journal of Obesity concluye que las personas adultas que comen huevos en el desayuno pueden llegar a perder hasta un 65% más de peso. Los huevos tienen un efecto saciante y comiendo un par de huevos en el desayuno llegaremos sin hambre al almuerzo y evitaremos esos temidos atracones. Además, al aportarnos una proteína de alta calidad y energía necesaria para toda la mañana, no nos sentiremos fatigados, evitando picar entre horas, y podremos sobrellevar mejor un plan de adelgazamiento.

Dos huevos al día pueden parecer mucho, pero ya podemos decir sin remordimientos que se ha desterrado el mito de los huevos y el colesterol. Los últimos estudios confirman que la ingesta de huevo no altera los niveles de colesterol ni de triglicéridos. Por ello, si se trata de un adulto sano, comer huevos diariamente no eleva el riesgo cardíaco y aporta gran porcentaje de proteínas de buena calidad, junto a vitaminas necesarias para mantener el cuerpo sano y adelgazar sin pasar hambre. No tengas miedo de incluirlo en tu dieta cada día.

Huevos y ensalada, combinación ganadora

Otro estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition concluyó que la adición de huevos a las ensaladas permite absorber con mayor facilidad los carotenoides en los vegetales crudos. Los carotenoides son los pigmentos de color rojo amarillento que aportan a alimentos como las zanahorias y los tomates su color característico. Dos de las más famosas son el betacaroteno, principal fuente de vitamina A y esencial para el crecimiento, el funcionamiento de sistema inmunitario y la vista, y licopeno, un excelente antioxidante, con propiedades que pueden ayudar a prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y degeneración macular. Además, aportan nutrientes beneficiosos que ayudan a combatir la inflamación, lo ayuda a la recuperación muscular después de practicar deporte.

¡Ya lo sabes! Como opción de almuerzo o cena, prepara una ensalada de hojas verdes, con una capa de verduras de colores como los tomates y las zanahorias y añádeles unos huevos de gallina o codorniz hervidos. Además de aportar sabor y color, tu cuerpo asimilará mejor los nutrientes de estas verduras y podrás seguir tu plan de dieta y actividad física para el año que comienza. Eso sí, recuerda evitar las frituras y otras cocciones que pueden añadir grasas, la mejor opción es hervido o poché.

Y recuerda cocina con imaginación!!

Buen provecho #egglovers!!!

Últimas Noticias