Noticia

¿Cómo superar el síndrome postvacacional comiendo huevos?

¿Cómo superar el síndrome postvacacional comiendo huevos?


2019-09-18

Apatía, bajo estado de ánimo, ansiedad, pérdida de apetito, alteraciones del sueño… Si manifiestas varios de estos síntomas seguramente sufres el llamado síndrome postvacacional. Siempre resulta duro volver a la rutina después de la desconexión de las vacaciones, pero tenemos buenas noticias: incluir huevos en tu dieta te ayudará a superarlo.

Sabías que los huevos son un alimento rico en triptófano? El triptófano es un aminoácido esencial para que el organismo fabrique serotonina, la llamada ‘hormona de la felicidad’, que incrementa nuestro estado de ánimo. Se estima que cada 100 g de huevo contienen 156 mg de triptófano en la clara y 282 mg en la yema.
 
El triptófano también está relacionado con la producción de la melatonina, que regula el ciclo de sueño, y facilita la asimilación de vitamina B3 (niacina), que el cuerpo crea y utiliza para convertir los alimentos en energía. Además, ayuda a mantener sanos el sistema nervioso, el aparato digestivo y la piel.
 
Así que ya lo sabes, incluye huevos en tu dieta: se convertirán en tu gran aliado para superar el síndrome postvacacional. Y, no te preocupes en exceso, este proceso no suele durar más de 2 ó 3 de semanas; si dura más, y afecta negativamente a tu calidad de vida consulta a un especialista para descartar otras posibles causas.
 
Y para ayudarte a superarlo, te recordamos algunos consejos de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, que te resultaran muy útiles tanto para superar el estrés postvacacional como para prevenir las consecuencias negativas del estrés en general:
 
• Comienza el trabajo poco a poco y a ser posible por lo más grato. 
 
• Usa el tiempo de comer como momento de descanso y ruptura con tus actividades profesionales. Aprovecha la comida para hacer vida social y familiar. 
 
• Duerme lo suficiente, lo ideal son ocho horas pero lo importante es que al levantarte te sientas descansado.
 
• Deja el trabajo en la oficina, tanto los papeles, como las preocupaciones. 
 
• Practica alguna actividad física moderada que te ayude a relajarte. 
 
• Organiza tu tiempo estableciendo horarios; es fundamental para poder descansar, no estar preocupados, no sufrir continuos sobresaltos, olvidos importantes, etc. 
 
• Prioriza tareas, no siempre podemos hacerlo todo. Aprender a decir ¡no!
 
• No analices continuamente los problemas o las alternativas: esto genera ansiedad. 
 
• Practica la relajación con cierta asiduidad dedicando tiempo para ti y realiza alguna actividad placentera, como escuchar música, leer un buen libro, bailar o disfrutar de una conversación con los amigos y familia.
 

Últimas Noticias