Noticia

“Mantener los horarios de las comidas nos ayuda a no comer por aburrimiento o ansiedad

“Mantener los horarios de las comidas nos ayuda a no comer por aburrimiento o ansiedad"


2020-04-07

En Liderou nos hemos sumado a la iniciativa “Gente del huevo” promovida por Inprovo y desde este blog estamos entrevistando cada mes un profesional de nuestro equipo o relacionado con nuestro sector. Estos días en los que la mayoría de la población estamos confinados en casa, hemos pensado que era una buena ocasión para hablar con una nutricionista que nos de algunos consejos básicos para mantener una buena alimentación, en general, y, también, por supuesto, sobre los beneficios nutricionales del huevo, en particular.

Hablamos con Laura Garriga, con quien hemos compartido fogones y mesa en más de una ocasión y con quien siempre aprendemos algo nuevo sobre el huevo. Nacida en la Garrotxa, estudió Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Lleida y actualmente trabaja al sector de la calidad y seguridad alimentaria de una empresa del sector, tan arraigado en la comarca de la Garrotxa (Girona), y lo compagina con su consultorio de nutrición y dietética, así como su gran pasión, la cocina, que podéis seguir en su Instagram @laura.nutridiet.
 
¿Cuál sería la regla de oro nutricional durante esta cuarentena?
 
La regla de oro para mí sería mantener horarios; parece algo muy sencillo, pero cuando estás 24 horas entre las mismas paredes puede no serlo tanto. Los dietistas no somos los únicos en hacer esta recomendación, puesto que seguir los mismos horarios nos ayuda a no perder la noción del tiempo, a conciliar más fácilmente el sueño y, sobre todo, a seguir nuestros ciclos hormonales naturales. En cuanto a la alimentación, si mantenemos los horarios de las comidas, nos aseguramos de que comemos por hambre y no por emociones como el aburrimiento o la ansiedad.
 
¿Cómo podemos introducir los huevos en nuestra dieta para sea equilibrada?
 
Para que nuestra alimentación sea equilibrada debemos tener en cuenta que en todas las comidas hay que incluir todos los grupos de alimentos: hidratos de carbono simples (verduras y fruta), hidratos de carbono complejos (patata, arroz, pasta, pan, harina...), proteínas (huevo, leche, lácteos, pescado, carne, legumbres, tofu...), grasas (huevo, leche, lácteos, pescado, carne, frutos secos...). Esto no quiere decir que se tenga que comer de todo, sino que necesitamos comer todos los tipos de nutrientes. Los huevos principalmente son fuente de proteínas, por lo tanto, podan está presentes en todas las comidas del día.
 
Siempre decimos que el huevo aporta proteína de alta calidad. ¿Qué quiere decir esto exactamente y qué beneficios tiene para nuestro organismo?
 
Primero me gustaría ponernos en situación: el huevo con la carga genética completa y calor es capaz de crear un ser vivo. ¡Magia! Los huevos que nosotros consumimos no tienen la carga genética completa (faltaría el esperma), pero mantienen todos los nutrientes necesarios para crear un ser vivo. Los huevos, por lo tanto, llevan nutrientes esenciales en concentraciones elevadas. Además, son de fácil digestión. Que las proteínas del huevo sean de ata calidad biológica quiere decir que las absorbemos prácticamente en su totalidad.
 
¿Qué otros nutrientes de los huevos son esenciales?
 
Los huevos tienen otros muchos micronutrientes esenciales para nuestro cuerpo: vitaminas A, D, E y B12, ácido fólico, fósforo, hierro, zinc, selenio y colina entre otros. Como decía, el huevo es uno de los alimentos más completos por no decir el que más. Hace un tiempo se pusieron de moda los súper-alimentos y todavía no entiendo por qué el huevo no estaba incluido en este grupo.
 
¿Qué valores nutricionales aportan los huevos en las diferentes etapas de la vida?
 
Los huevos aportan muchos nutrientes esenciales durante todas las etapas de la vida:
 
Durante la infancia, aporta muchas vitaminas y minerales necesarios para el desarrollo de los tejidos y los huesos que implica esta etapa de crecimiento.
 
Durante el embarazo no es cierto que se necesite comer por dos, pero sí tenemos que tener en cuenta que somos dos seres estirando nutrientes de una misma fuente, por lo tanto, se recomiendan siempre alimentos de alto valor biológico para un aporte más elevado de nutrientes. Por citar un ejemplo, una ración (dos huevos medianos) representan el 35% de la ingesta diaria recomendada de ácido fólico, muy importante para el desarrollo del feto.
 
Durante la vejez dejamos de comer carne o reducimos mucho su cantidad, pero nuestras necesidades proteicas en la mayoría de casos se ven aumentadas, por lo tanto, introducir huevos diariamente es una buena estrategia para combatir la desnutrición que una gran parte de nuestra gente mayor sufre, sin saberlo. Además es de muy fácil digestión.
 
Los deportistas después de un entrenamiento o competición necesitan recuperar los músculos y la mejor recuperación nutricional es ingerir proteínas (¡no azúcar!). Después de un entrenamiento o de una competición, una buena tortilla es una buena solución. Como mejor absorbemos las proteínas del huevo es cuando este es cocido, por lo tanto, que nadie se beba las claras de huevo crudas, insisto ¡mejor en tortilla!
 
Quizás durante el confinamiento habrá días que nos podamos sentir un poco desanimados. ¿Qué nutrientes contiene el huevo que nos ayuden a compensar esta sensación?
 
Los huevos son un buen aliado para subir el estado de ánimo: son un alimento rico en triptófano, un aminoácido esencial para que el organismo fabrique serotonina, la llamada ‘hormona de la felicidad’, que mejora nuestro estado de ánimo, y también está relacionado con la producción de la melatonina, que regula el ciclo del sueño.
 
Por otro lado, hay que tener en cuenta que la alimentación va ligada a los sentimientos, en muchas ocasiones, y no nos podemos sentir culpables si durante estos días de tristeza, impotencia... nos apetecen alimentos que normalmente no pensaríamos. Estos días de confinamiento podemos aprovechar para cocinar postres o dulces: el dulce es el gusto asociado a sentimientos similares a la tristeza. Es necesario que estos platos lleven el máximo de nutrientes y no hacer cantidades muy grandes.
 
Os dejo la receta de un ‘mugcake’ (o pastel a la taza) de cacao que a mí me anima mucho las tardes que estoy algo más desanimada:
 
3 cucharadas soperas de harina (integral)
4 cucharadas soperas de leche (animal o vegetal)
1 huevo
1 cucharada (pequeña) de canela (opcional)
1 cucharada (pequeña) de vainilla (opcional)
1 cucharada sopera de cacao
Puedes añadir manzana, plátano, coco rallado, pera...
Pon todos los ingredientes en una taza, mezcla todo con un tenedor, 5 minutos al microondas y ¡Buen provecho!
 
¿Los huevos engordan?
 
Yo siempre digo que todos los alimentos, menos el agua, engordan. ¿Los huevos engordan más que otros alimentos? Sí. ¿Engordan menos que otros alimentos? ¡Seguro! Pero me gustaria aclarar que no debemos elegir los alimentos según si nos pueden engordar más o menos, sino según lo que nos pueden aportar a nivel nutricional. No es más saludable la persona que menos pesa sino la que mejor nutrida está. El peso y la salud no tienen por que estar relacionados. También es importante que escojáis cocciones que no añadan grasas adicionales.
 

El test de los #EggsLoversLiderou

¿Cuál es el plato con huevos que más le gusta? Siempre que marcho de viaje el primer plato que quiero al volver a casa es una tortilla de patatas. Y uno de los platos que más echo de menos de mi abuela es la tortilla de pobre que nos hacía. 
 
Huevos: ¿para desayunar, comer, merendar o cenar? ¡Uy! Qué  difícil escoger... Para mí ¡En todos estos momentos!
 
¿Cuántos huevos come en la semana? Depende de la semana, pero diría que unos seis.
 
Explíquenos su truco definitivo en la cocina con huevos. Cocinarlos de mil maneras diferentes para no aburrir los platos. Pero habitualmente cuando me tengo que hacer tuppers, mi solución es romper un huevo en un vaso medio lleno de agua romper y 1 minuto al microondas.
 
La tortilla de patatas, ¿con o sin cebolla? Con cebolla ¡sin duda!
 
Los huevos fritos, ¿con ‘puntilla’ o sin? Los huevos fritos con la yema muy jugosa.
 
Y la pregunta del millón: ¿qué fue primero, el huevo o la gallina? ¡Uf! Que complicado... pero en un mundo tan de hombres diré que la gallina.

 

¡¡¡Somos Gente del Huevo!!!

 

Últimas Noticias